quarta-feira, 9 de maio de 2012

Rogers Pereira Campeão das Américas em Oratória

O joinvilense Rogers Pereira, passado presidente da JCI Joinville, foi consagrado Campeão de Oratória das Américas e está classificado para disputar o título Mundial de 2012.

Em toda a história da JCI Brasil, apenas três participantes sagraram-se Campeão das Américas em Oratória. E dois deles são de Joinville. A primeira vez que tivemos um campeão foi Lena Souza, que foi além e com resultado de seus esforços tornou-se Campeã Mundial. Seu título foi conquistado na Áustria em 2007.

Seguindo esse belo exemplo de desenvolvimento individual, esse ano tivemos a honra de ter mais um campeão das américas e que quiçá será mundial. Rogers Pereira, em um discurso emocionante, falado na lingua espanhola, superou outros 16 participantes que falavam em suas linguas maternas, visto que apenas o Brasil que fala em lingua não-oficial da competição.

O concurso foi realizado durante a Conferência das Américas que aconteceu durante os dias 02 a 05 de Maio nas dependências da FIEP em Curitiba/PR.

O Tema do concurso desse ano foi "A Educação é o Fundamento da Sociedade". A apresentação de Rogers ocorreu na sexta-feira (04/05) para um público presente de aproximadamente 200 pessoas. O resultado saiu apenas no sábado, durante o evento de encerramento da conferência, aumentando ainda mais a expectativa e ansiedade dos candidatos.

Das mãos do Presidente Mundial, o Sr. Bertolt Daems e acompanhado de nosso presidente Nacional da JCI o Sr. Gabriel Colle, Rogers foi anunciado o Grande Campeão para delírio da delegação brasileira presente no evento.

"Minha motivação foi levar uma mensagem que fizesse sentido para as pessoas, que pudesse tocá-las de uma maneira positiva e assim fazer a diferença no seu dia."  


"O principal mesmo foi o que ganhei ao longo do processo - o aprendizado, o apoio dos amigos, o orgulho que dei a minha família e a satisfação de ter feito o meu melhor.
Toda esta experiência ficará para sempre na minha memória, e o título em si, é uma recompensa pelo trabalho feito com muita dedicação e carinho.



"Foi como se uma felicidade tão grande literalmente se materializasse dentro do peito a ponto de não restar outra alternativa se não gritar de alegria!" (Rogers Pereira)

Rogers viajará em Novembro para participar do Congresso Mundial da JCI que será realizado esse ano em Taipei/Taiwan, e irá disputar o título mundial em oratória.


Na foto abaixo, Rogers junto do Presidente da JCI Brasil, Gabriel Colle, Presidente Mundial Bertolt Daems e Chiara Milani Vice-Presidente Mundial Executiva.


"A palavra tem o poder de motivar e inspirar as pessoas, mas ela por si não cria nada, é a ação que tem que tem o poder de realizar mudanças. Por isso o compromisso de quem comunica deve ser sempre o de motivar as pessoas para ações que gerem coisas boas, positivas." (Rogers Pereira)


Parabéns Rogers e que seu exemplo inspire a todos! 


Leia na íntegra o discurso realizado por Rogers:

“La educación es el fundamento de la sociedad”
Dicho esto, ¿cuál la primera cosa que les viene a la cabeza?
Me imagino que la mayoría de ustedes pronto pensó en la enseñanza formal, en la educación que recibimos en las escuelas.
Bueno… en mi caso fue diferente, lo primero que me vino a la cabeza fue mi madre.
Señoras y señores, compañeros, amigos, ¡buenas tardes!
Para hablar de educación, yo podría hablar de la triste realidad de muchos países de América, inclusive Brasil, de este país lindo que ustedes están visitando, que recientemente se ha convertido en la sexta mayor economía del mundo, pero donde aún existen 19 millones de personas que no saben leer tanpoco escrivir.
Podría hablar también de la crisis del actual modelo educacional, que está matando la creatividad de los niños, que no estimula sus talentos, y que sigue teniendo la misma base de cuando fue creado en el inicio del siglo 19, para educar a los niños del siglo 21.
Pero no, yo decidí hablar de la educación que, creo, de verdad, ser el fundamento de la sociedad.
La educación que también está en el fundamento de quienes somos en cuanto individuos.
Por ello que, cuando oigo que la Educación es el Fundamento de la Sociedad, me recuerdo de mi madre.
Me recuerdo de ella enseñándome a…
respetar a los mayores,
a no mentir, por más difícil que fuera decir la verdad,
a asumir mis errores y a pedir perdón,
a compartir y a no ser egoísta,
a siempre pedir “por favor” y jamás olvidar decir “¡gracias!”
O entonces me recuerdo de las veces en que ella me llamó la atención, y en estas horas siempre me decía:
-Hijo, ¡no ha sido ésta la educación que te he dado!
Sí, la educación que me ha sido dada por mi madre es mi mayor herencia, ésta es la educación que jamás me será quitada, que es mi fundamento en cuanto persona, y que sumada a mi personalidad, hacen de mí el hombre que soy.
Permítanme contarles una historia…
Cierta vez un padre que participaba de una reunión de padres y maestros, dirigiéndose al director de la escuela, le preguntó: “En su opinión, ¿cuál debe ser el papel de la familia para colaborar con la escuela en la educación de nuestros hijos?”
Y el director le contestó: “Con todo el respeto, pero hay un equívoco en la formulación de su pregunta, porque no le corresponde a la familia colaborar con la escuela en la educación, sino exactamente lo contrario, es la escuela la que colabora, ya que la familia es la RESPONSABLE”
Y ahora les pregunto a ustedes…
¿Cuántos padres hoy en día están delegando esta responsabilidad a la escuela?
O entonces, ¿cuántos están poniéndole más prioridad a sus profesiones que a la educación de sus propios hijos?
Compañeros…
Le corresponde sí a la escuela enseñarnos la matemáticas, los idiomas y todas las demás asignaturas. Pero no le corresponde a la escuela remplazar la responsabilidad que la familia tiene de educarles a sus hijos para la vida.
Es evidente que la escuela tiene un papel muy importante en la vida de las personas. Mi madre siempre lo supo. Tanto que no ahorró esfuerzos para que yo pudiera estudiar en buenas escuelas. En algunos momentos llegó, inclusive, a endeudarse para poder pagar las mensualidades.
Éramos una familia de pocos recursos financieros, pero gracias a Dios y a mucho laburo, nunca pasó por grandes necesidades. Como muchas jóvenes de hoy día, mi madre se hizo madre muy precozmente, a los 15 años, y necesitó mucho la ayuda de la familia para mi educación.
Y hoy, si tengo la oportunidad de trabajar como ejecutivo de una gran multinacional, mucho, pero mucho mismo, se debe al esfuerzo que hizo ella para que yo pudiera frecuentar buenas escuelas.
Todo este tiempo en sala contribuyó mucho para hacerme el profesional que soy, pero no tanto para hacerme el ser humano que me convertí. A ello se debe, en gran parte, a la educación que he recibido en casa, de mi familia.
Muchos solamente se preguntan: ¿Qué mundo estamos dejando a nuestros hijos?
Cuando deberían preguntarse también: ¿Qué hijos estamos dejando para el mundo?
En fin, necesitamos comprender que la educación es una responsabilidad MUY grande para quedarse solamente en manos de los profesores o restricta a las salas. Sin embargo, la escuela no debe ser vista como el único agente en el proceso de educación de un individuo. De este proceso también hace parte su familia, los medios de comunicación y la propia sociedad, por intermedio de sus instituciones, como la Iglesia o la JCI, por ejemplo.
La educación es la responsabilidad de una generación para con la próxima. Por ello, mi compañeros de JCI ¡no podemos omitirnos!
Es necesario que admitamos, de una vez por todas, que ésta es nuestra más noble e importante misión en cuanto sociedad, ya que, además de ser nuestro fundamento, nuestra base, la educación es una herencia que le dejamos a la generación venidera. Por eso recuerdense de nuestro compromiso de vida.... si los hombres son nuestros hermanos, los niños son como nuestros hijos.
A mi madre, que hoy está aquí, ¡muchas gracias por TODO!
Y a ustedes por su atencion muchas gracias."

Um comentário:

  1. GRANDE MATÉRIA, UM BELO DISCURSO E UMA MENSAGEM QUE EMOCIONA, PARABÉNS!!! TARSO.

    ResponderExcluir